Voluntariado de los alumnos del CEIPSO Príncipes de Asturias en la Fundación

Dic 29, 2022 | Actividades en nuestra residencia, Noticias

  • Los alumnos de 5º primaria realizaron una visita dentro del programa de voluntariado promovido por la Universidad Rey Juan Carlos.
  • Dentro de los alumnos había varios niños con trastorno del espectro autista, que también participaron en el voluntariado con personas mayores.

Dentro del acuerdo de colaboración firmado entre la Universidad Rey Juan Carlos y nuestra Fundación, se promueven diversas acciones de voluntariado en el seno del proyecto “Universidad y liderazgo cívico: preservar la fragilidad”. En este caso, los residentes de Nuestra Casa de Collado Villalba recibieron la visita de varios alumnos de 5º primaria del CEIPSO Príncipes de Asturias de Pozuelo de Alarcón, entre los que había varios niños con autismo. A la visita, promovida por la profesora Aránzazu Hervás, asistieron Rocío García (subdirectora del centro), Paula López (jefa de estudios), Sara Santirso (maestra especialistas en música) y Ángeles Carrera (maestra de pedagogía terapéutica en el aula TEA).

Los alumnos del colegio, que recibieron un diploma por su participación en esta actividad, demostraron un gran espíritu de voluntariado acompañando a los mayores y charlando con ellos durante toda la mañana. Una acción que no sólo beneficia a los residentes, sino que también enriquece a los estudiantes, que pudieron aprender de la sabiduría y la vida de los residentes.

Además, este aprendizaje es especialmente positivo en el caso de los niños con autismo. Tal y como nos comenta el doctor Celso Arango, Jefe del Servicio de Psiquiatría del niño y el adolescente del Hospital de psiquiatría infantil  del Gregorio Marañón: Las personas con autismo, como el resto de personas, tienen áreas de fortaleza y de debilidad. Para cualquier persona, aportar algo a los demás y devolver parte de lo que se recibe es muy gratificante y favorece enormemente la autoestima. Y en particular las actividades de voluntariado tienen un enorme beneficio terapéutico y deben ser fomentadas en personas con trastornos del espectro autista.”

Estamos muy agradecidos con los alumnos por su dedicación y compromiso con la residencia de ancianos y esperamos seguir viendo su impacto positivo en el futuro. El voluntariado es una gran manera de hacer una diferencia en la comunidad y estamos encantados de ver a los estudiantes involucrados de esta manera.

¡Gracias a todos los niños por su valiosa contribución!